• Cortinilla Para El Noticiero TCN0:15
  • Afortunadamente No Eres T?0:21
  • Divi?rtete Leyendo con FCBarcelona1:00
  • Alerta Amber Spot0:59
  • ?Corre!0:20
  • CD90:20
  • Caras0:32
  • F?tbol0:31
  • Pepe el Navaja0:36
  • ?Leer es Muy Divertido!0:20
  • Encuesta Nacional de Lectura0:20
  • Mo?nica Garza0:20
  • El A?o Viejo (Cumbia Guacharaca Swing Criollo)0:20
  • Tatiana0:18
  • New York City Boy4:26
  • If I Can't Have You2:54
  • Sweat (A La La Long).mp44:27
  • Never Gonna Give You Up3:32
  • Sweet Harmony5:01
  • Night Fever0:42
  • Bahama Mama3:36
  • Gotta Go Home5:16
  • Sunny4:24
  • Da Ya Think I'm Sexy?4:37
  • YMCA OFFICIAL Music Video 19784:01
  • Wannabe2:55
  • Meet Me Halfway (Made Famous by Black Eyed Peas)4:48
  • Disco Inferno3:31
  • The Hustle3:59
  • Gettin jiggy wit it3:49
  • Men in Black3:52
  • Get Lucky (feat. Pharrell Williams)4:07
  • All I Have ft. LL Cool J4:17
  • Get Down On It0:34
  • Can't Get You Out of My Head3:47

20/03


20/03


20/03


20/03


20/03



20/03


20/03


20/03


19/03

Búsqueda personalizada

Guillermo González Camarena fue uno de los personajes más ilustres de México durante el siglo XX, fue un inventor que logró el reconocimiento público por sus aportaciones a la televisión, además de ser un impulsor en la naciente industria televisiva en México.


La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) lo reconoce como el inventor de la televisión a color y le otorgó la medalla de oro reconociéndole la invención del primer sistema de televisión a color.

Afirma Guillermo González Camarena Becerra Acosta, su primogénito, que vivió inventando juguetes y probando nuevas tecnologías en su casa ubicada en Havre 74, una vieja construcción de principios de siglo de la colonia Juárez, en la Ciudad de México, donde se realizó la primera transmisión a color de la televisión. 

Sus primeros años
Guillermo González Camarena nació el 17 de febrero de 1917, en Guadalajara, Jalisco. Sin embargo, a la corta edad de dos años se mudó a la Ciudad de México junto con su familia.

Su infancia transcurrió muy diferente respecto a los demás niños de la época, “mientras muchos preferían salir a jugar, mi papá se quedaba en el sótano de su casa a fabricar juguetes movidos por electricidad”, explica Guillermo González Camarena Becerra Acosta.

El sótano de la casa de Havre 74 lo compartían Guillermo y Jorge González Camarena, este último se convertiría en un gran muralista de la historia de México. Ellos y sus seis hermanos conformaban la familia del inventor, encabezada por sus padres, Arturo González y Sara Camarena.

El compromiso de González Camarena con sus inventos era tal que utilizaba sus domingos para comprar todo lo que necesitaba para armar aparatos eléctricos y juguetes movidos por la electricidad en Tepito y La Lagunilla. A tan solo 12 años de edad, armó su primer radiotransmisor. La electricidad era lo que le apasionaba.

Debido a que su padre murió cuando él apenas tenía seis años, tuvo una relación muy corta con él. “Mi abuelo falleció de cáncer, y esa fue la razón por la que en 1919 se vino toda la familia desde Guadalajara a vivir en la Ciudad de México. Estaban buscando la mejor atención médica”.

Guillermo González Camarena Becerra Acosta se refiere a su abuela como una mujer extraordinaria, pues cuenta que le daba a sus hijos grandes libertades para la época. “Incluso apoyó a mi tío Jorge en todas sus aventuras artísticas siendo un pintor en el seno de una familia tradicionalmente conservadora, siempre respaldó a todos sus hijos en lo que quisieran hacer”.

Después de armar su primer transmisor de radioaficionado, su vocación ya estaba clara, por lo que un año después, en 1930 ingresó a la Escuela de Ingenieros Mecánicos y Electricistas (EIME), lo que hoy es la Escuela Superior de Ingenieros Mecánicos y Electricistas (ESIME) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).  

“Estudió ingeniería eléctrica, pero a partir de ahí su educación fue autodidacta, él ya estaba estudiando las nuevas tecnologías como la televisión cuando nadie en el México de 1930 conocía lo que era eso”, afirma en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt.

En 1927 se realizaron las primeras emisiones públicas de televisión y las realizó la British Broadcasting Company (BBC) en el Reino Unido, por lo que esta tecnología llamó mucho la atención del joven González Camarena. Al mismo tiempo que estudiaba y trabajaba como operador de radio en la radioemisora de la Secretaría de Educación, construyó su primera cámara de televisión. 

“Esta cámara la construyó en 1934 con piezas que parecían inservibles de radios viejas u otros aparatos electrónicos obtenidas en los mercados de La Lagunilla y Tepito, esto lo pagaba con su salario como operador de radio”, comentó.

El primer sistema de televisión a color en el mundo
En aquel momento el mundo estaba en sacudida, Hitler ya había asumido el poder y estaba por iniciar la Segunda Guerra Mundial, bajo este contexto global el joven Guillermo González Camarena tuvo la primera idea de una televisión que se viera a colores, inicialmente solo era para mejorar su equipo, a partir de ahí siguió experimentando y desarrolló el Sistema Tricromático Secuencial de Campos (STSC), el primer sistema de televisión a color en el mundo.

Empezó a idear el sistema y lo puso a prueba por primera vez en 1938, lo fue perfeccionando y al año siguiente se realizó la primera transmisión de televisión a color en el mundo, en su casa de la colonia Juárez. Este primer sistema, como lo dice su nombre, funcionaba bajo la combinación de tres colores: rojo, verde y azul.

“Esto se lograba con filtros que giraban en un disco que a su vez giraba en sincronía en la cámara y el receptor, con los cuales se obtenía una gama cromática”, explicó González Camarena Becerra Acosta.  

“Yo creo que la primera persona que vio la televisión a color en el mundo fue mi tío Jorge. Uno en el arte y otro en la ciencia pero finalmente los dos estaban dedicados al color”, reconoció.

[Patente GC 172] Patente del adaptador cromoscópico para aparatos de televisión.En 1940 se le otorgó la patente en México y Estados Unidos, la primera patente de televisión a colores, con número 40235. “A partir de este primer sistema, en diversos países empezaron a surgir diferentes procedimientos más elaborados, pero todos basados en su idea original”. 

Para mejorar el recién inventado STSC abrió su laboratorio GonCam, denominado así por las iniciales de sus apellidos, “buscó especialistas para que trabajasen con la mecánica de las cámaras y él manejaba muy bien la óptica por su experiencia como astrónomo del cual derivó su participación como miembro activo en la Sociedad Astronómica de México. Recuerdo un laboratorio que abrió en la colonia Vertiz Narvarte en donde había unas pantallas impresionantes, cámaras robóticas que parecían de películas de ciencia ficción, era increíble”, rememoró el hijo del inventor.

Todo ello derivó en la inauguración de la primera estación de televisión experimental en 1946, donde se empezaron a transmitir programas producidos a color. “Como la gente no tenía receptores, puso alrededor de 20 televisiones en diferentes comercios de la Ciudad de México. Pero, sobre todo, puso un receptor en la casa de su mamá”.

En ese tiempo compartía su vocación como inventor con su trabajo en la XEW donde llegó a ser jefe de operadores, fue ahí donde conoció a su futura esposa, María Antonieta Becerra Acosta. “Conoció a mi mamá porque ella iba a pedir autógrafos con sus amigas a los artistas de la radiodifusora, y un día estaba saliendo de ahí González Camarena y le pidió su autógrafo, aunque le explicó que él era operador, terminó cediendo y le dio su firma. Esa firma la conservó mi mamá”, detalla.

Tiempo después se empezaron a frecuentar, duraron como novios alrededor de cinco años, después contrajeron matrimonio en el que concibieron a sus dos hijos: Guillermo y Arturo González Camarena Becerra Acosta.

En la serie documental Historia de la televisión mexicana realizada en 1979, María Antonieta Becerra Acosta describiría: “Fue una boda muy mexicana con cohetes, chirimías y todo lo que a él le gustaba”. Dicho capítulo del documental se transmitía en Canal 5 cada aniversario luctuoso del inventor mexicano.

Canal 5
La XHGC, bajo el lema “Una estación mexicana al servicio de México”, requería muchos más recursos de los que González Camarena tenía, pero aun así siguió adelante debido a su relación con la XEW y en particular con Emilio Azcárraga  [CAnal5 172] Vidaurreta, a quien le logró inyectar la curiosidad por la televisión y fue de las pocas personas que en ese entonces creyó en la televisión como un medio masivo de comunicación, lo que resultó en la creación de uno de los primeros canales comerciales, el Canal 2.

Fue hasta el año 1952 cuando esta estación experimental se transformó en una televisora comercial. Su lanzamiento se dio en el marco del festival del Día de las Madres, el 10 de mayo, esto a sugerencia de Manuel Becerra Acosta, quien recomendó al inventor le diera un homenaje a su mamá quien recientemente había fallecido.

“La competencia era muy desigual en la televisión comercial, porque ya existían los canales 2 y 4 con grandes emporios detrás de ellos. El Canal 5 solo tenía a mi padre como respaldo, por lo que se dedicó a conseguir socios porque no era rentable mantener un canal de televisión”, dijo González Camarena Becerra Acosta.

En esa situación, Emilio Azcárraga Vidaurreta le propuso a Guillermo González Camarena una fusión a la que después se integraría el Canal 4. “Esto se dio porque la televisión es carísima y más una barra para niños que es a lo que él dedicó completamente el Canal 5. Estos programas para niños se hacían en vivo con actores”.

El SBS y la televisión a color en el espacio
Guillermo González Camarena, a partir de la fusión de su canal y el nacimiento de Televicentro, se dedicó a seguir desarrollando la tecnología de la televisión a color, pues, según su hijo, su interés es que la televisión fuera accesible y estuviera al alcance de todas las personas.

Así siguió experimentando para crear un sistema de televisión que fuera de bajo costo, y nació el Sistema Bicolor Simplificado (SBS) que era 50 por ciento más barato que los demás sistemas que ya existían en el mercado.

A principios de la década de los sesenta presentó el Sistema Bicolor Simplificado, basado en la tecnología Trinitron de Sony. El sistema SBS entró en competencia directa con los sistemas desarrollados a partir del STSC descubierto en 1939. 

“Para nosotros era muy divertido porque los sábados por la tarde, durante la transmisión del programa a color, nos íbamos a recorrer las tiendas para observar que todo transcurriera sin ningún problema pero, sobre todo, para observar a la gente que veía la televisión, y lucían totalmente impresionados”.

A su vez, lo contrataban para desarrollar proyectos alrededor de la televisión a color, por eso tuvo que abrir más laboratorios donde pudieran seguir experimentando y desarrollando tecnologías aplicadas para los requerimientos especiales.

El SBS obtuvo la patente en 1962 y trascendió más allá de la Tierra, pues la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés) adoptó el SBS en las transmisiones científicas de televisión, particularmente en el envío de señales en vuelos espaciales.

“Hasta que terminó la era analógica, la NASA utilizó el SBS y algunas variaciones que hizo sobre él. Incluso el director de televisión de la NASA, Paul Coan, reconoció este hecho dado que los colores de este sistema eran más fieles, lo que para propósitos científicos era ideal”.

En un video, Paul Coan explicó que la tecnología desarrollada por Guillermo González Camarena era muy eficiente y simple a diferencia de otros sistemas mucho más complicados de aplicar.

De padre a hijos
“Él era una persona muy amable y muy educado, siempre fue un niño. Toda la vida se dedicó, entre sus múltiples ocupaciones, a hacer juguetes. Juguetes que nosotros disfrutábamos pero eran para él”, refirió sobre la forma de ser de su padre.

Cuenta que le gustaba mucho hacer trucos de magia en reuniones con amigos o familiares, pues su creatividad era tal que tenía muchas maneras de expresarla; fue también compositor y zoólogo aficionado.

Carlos Chimal, autor de la biografía de Guillermo González Camarena —que será publicada este 2017 en la celebración del centenario de su natalicio— agregó que los trucos de magia que el inventor hacía eran jocosos pero inteligentes y sutiles. “Eso lo hacía un personaje memorable”, dijo en entrevista.

“¿Qué puede ser mejor para un niño que un papá fabricante de juguetes? Era divertidísimo, hacíamos expediciones dominicales para recorrer zonas arqueológicas, pilotear yates a control remoto y a pescar ajolotes”, rememoró el hijo mayor del inventor.

Se despide un gran inventor
Guillermo González Camarena fue un hombre dedicado y apasionado a todo lo que hacía. “Una vez me encargaron una maqueta en la escuela, y cuando llegó de trabajar y me vio sufriendo con la plastilina, me empezó a ayudar. Me venció el sueño y no lo terminé, cuando me levanté había una escultura de plastilina impresionante digna de firmarse por cualquier escultor”, contó.

Tan solo diez días después de haber presentado el 8 de abril de 1965 el Sistema Bicolor Simplificado en la Feria Mundial de Nueva York, donde se transmitieron imágenes diversas a color en el pabellón mexicano, Guillermo González Camarena falleció a causa de un accidente automovilístico en el cerro de Las Lajas, Veracruz, cuando regresaba de inspeccionar un transmisor repetidor del Canal 5.

A su muerte, relata su hijo, no hubo quién siguiera impulsando el sistema recién presentado por su padre, por lo que truncó su escalamiento en el mundo. Pero aun así muchas empresas e instituciones en el mundo siguieron desarrollando la tecnología.

En el evento de su muerte iban sus dos hijos a bordo del vehículo, los dos resultaron gravemente lesionados, pero gracias a la intervención de los médicos, entre ellos el doctor Rafael Moreno Valle, lograron sobrevivir.

“Cuando murió mi papá yo tenía 13 años y no sabía la personalidad que era. Al mes de su muerte, que inauguraron la primera escuela con su nombre, me empecé a dar cuenta de esto y se hicieron todo tipo de homenajes. Pero el homenaje más bonito es el del reconocimiento de la gente”, asegura.

Carlos Chimal al conocer la historia de Guillermo González Camarena lamentó su trágico final porque considera que todavía tenía mucho que dar. “Es justo lo que le pasa a México, cuando estamos a punto de despegar, algo nos interrumpe”. 

Un libro digno de su legado
El divulgador científico Carlos Chimal está por publicar una biografía de Guillermo González Camarena que será editada por el Fondo de Cultura Económica (FCE) y será parte de la icónica colección La Ciencia para Todos.

Para el escritor, González Camarena fue un niño prodigio, siempre multifacético, “que siguió innovando y mejorando sus inventos hasta el último día de su vida”. 

Al respecto de su próxima publicación, comentó que la idea era hacer una obra un tanto técnica, pero también que involucrara un aspecto narrativo y anecdótico para que tuviera cierta frescura. “El libro toca una breve historia de la radio y de la televisión en México y en el mundo, pues Guillermo González Camarena es parte de esta historia”.

Esta biografía recaba testimonios de los dos hijos del inventor, además de José de la Herrán, amigo de González Camarena que sobrevive a la fecha. 

El libro, que está prospectado para publicarse en julio de este 2017, enmarca la importancia del contexto histórico en el que se desenvolvió Guillermo González Camarena. “Encontré muchas cosas que me sorprendieron porque él era un hombre multifacético, era un gran inventor pero también era un gran bromista y un gran mentalista”, dijo el autor.

GUILLERMO GONZÁLEZ CAMARENA, EL INVENTOR QUE NUCNA DEJÓ DE SER NIÑO

Paguina Oficial de InfoMED News Press en Facebook